ESTÉTICA FACIAL

La Toxina Botulínica Tipo A es una proteína purificada que se inyecta en cantidades minúsculas en los músculos del rostro con el fin de relajarlos y prevenir la aparición de arrugas dinámicas o suavizar las ya existentes. Como resultado, un aspecto más fresco y relajado.

Toxina botulínica

La Agencia Española del Medicamento ha aprobado el uso estético de la Toxina Botulínica tipo A, tratamiento que lleva más de 20 años en el mercado. Por su parte, nuestro médico está autorizado y formado para la correcta aplicación de los tratamientos con Toxina Botulínica Tipo A.

 

Actuación de la Toxina Botulínica Tipo A en tratamientos estéticos:

Con el paso del tiempo, es inevitable que se formen líneas y arrugas porque la piel pierde elasticidad y flexibilidad. Ello forma parte del proceso normal del envejecimiento y sería artificial evitar de forma indefinida que sucediera.

 

No obstante, hay que pensar en cómo estas arrugas hacen que nos vean los demás. Las del entrecejo pueden darnos un aspecto fatigado, malhumorado o hacernos parecer mayor de lo que somos. Pero eso no es todo: las arrugas suelen asociarse mentalmente a emociones negativas, algo que todos preferimos que no nos pase.

La Toxina Botulínica Tipo A es una proteína purificada que se inyecta en cantidades minúsculas en los músculos del rostro en los que la actividad es excesiva, para relajarlos y prevenir la aparición de arrugas dinámicas o suavizar las que ya existan. Como resultado, la piel parecerá más lisa y la cara más relajada, contribuyendo a dar un aspecto más joven, más descansado.

 

Aplicación

La Toxina Botulínica Tipo A se aplica mediante inyecciones, la sesión puede llegar a durar unos 20 minutos. En este tiempo, el médico le pedirá que efectúe ciertas expresiones con el rostro para evaluar sus músculos faciales. A continuación, empleará una aguja extremadamente fina para inyectar el producto diluido en los puntos correspondientes.

¿Es inmediato el resultado? 

El resultado se irá viendo de forma gradual; en el transcurso de 5 a 10 días comenzarán a verse los efectos y empezará a tener un aspecto más fresco y relajado.

 

El efecto pleno de la Toxina Botulínica Tipo A para uso estético se logra entre 4 y 8 días después de su aplicación, la duración del efecto será de 3 a 4 meses desde su aplicación. En algunos casos, los efectos duran hasta 5-6 meses.

 

El tratamiento no es doloroso ya que se inyecta una cantidad muy pequeña con una aguja muy fina y además, no interrumpe el ritmo de vida.